viernes, 6 de agosto de 2010

El observatorio



De Michael Connelly. Cuando aparece un cadáver en un observatorio desde donde se divisa la ciudad de Hollywood el detective Harry Bosch se hace cargo del caso. En un primer momento parece que se trata de un asesinato común pero cuando se mete el FBI en el caso todo indica que se trata de algo más grave. Al darse cuenta que el terrorismo islámico esta por medio se inicia una carrera contrarreloj para impedir una masacre, y en esta carrera el detective Bosch y el FBI tienen su particular lucha de poder.

A este autor lo conocí leyendo "Deuda de sangre", libro que me gustó mucho y que me leí enseguida. Me apetecía leerme algo más de él así que cogí en la biblioteca este título. Me ha gustado un poco menos que el anterior aunque tiene su punto. La tensión se mantiene hasta el final y como en "Deuda de sangre" al final la trama da un giro sorprendente e inesperado. Si os gustan los libros policíacos este libro os enganchará.

Lectura: 27 de Julio al 31 de Julio (2010)

3 comentarios:

Anatema dijo...

Juraría yo que no he leido nada de Michael Connelly y por ahí tenía apuntado buscar algo en bookmooch pero se me ha ido pasando.
A lo mejor la difencia que has encontrado entre Deuda de sangre, y este es que Deuda de Sangre es un libro independiente, por así decirlo, mientras que El Observatorio pertenece a la serie de Harry Bosh aunque no se si tendrán una continuidad en algunas partes de sus argumentos o quizás si una misma linea en las tramas. Ya te digo que es lo que puedo imaginar porque no los he leido aún.

Me llama la atención "Llamada Perdida" así que si lo encuentro en Bookmooch empezaré por ese. :)

Treintañera con hijo dijo...

Si que sabía que pertenecia a una serie de y de hecho en este mencionan mucho lo que ocurrió en Echo Park que es otro de los libros de la serie pero realmente es un libro totalmente independiente y que se puede leer por si solo.

LAKY dijo...

Connelly me gusta mucho. He leído como 5 o 6 novelas suyas, entre ellas Deuda de sangre, que también me gustó. Éste aún no lo he leído, ni me sonaba en realidad.